top of page

Yoga y Circulación Linfática

Actualizado: 9 may 2022



Autor: Kreg Weiss.

Traducción: Karla Resendiz.


El yoga ofrece muchas herramientas para mejorar la salud, incluida la circulación de los canales linfáticos. El sistema linfático es una red de canales que transporta un fluido transparente llamado linfa, y está relacionado con el sistema circulatorio.


El sistema linfático incluye todas las estructuras y mecanismos responsables para la circulación y producción de linfocitos. Esta red del sistema inmune integrera varios órganos y glándulas como la timo, el bazo, la médula ósea y el sistema digestivo.


El sistema linfático tiene múltiples funciones:

  • Remueve fluido intersticial de tejidos, el cual es un líquido que se encuentra en los espacios que rodean las células. Se origina en sustancias que se fugan de los capilares sanguíneos (el tipo más pequeño de vaso sanguíneo). Ayuda a traer oxígeno y nutrientes a las células y a extraer desperdicios de ellas. A medida que se forma nuevo líquido intersticial, este reemplaza el líquido viejo, que se drena hacia los vasos linfáticos. Cuando entra en los vasos linfáticos, el líquido intersticial se llama linfa. También se llama líquido tisular.

  • Absorción y transporte de ácidos grasos y grasas al sistema circulatorio.

  • Eliminación de infecciones a través del transporte de la presencia de células antígenas (p.e. células dendríticas) a los ganglios linfáticos donde una respuesta inmune se dispara.

El sistema linfático sigue el camino del sistema circulatorio y consiste en una estructura similar incluyendo capilares y vasos linfáticos. Estos vasos reciben fluidos y componentes provenientes de los vasos sanguíneos; por esto, nutrientes y componentes de la sangre no pasan directamente a los tejidos celulares, sino que primero cruzan por el tejido linfático. Los vasos linfáticos también actúan como un conducto que ayuda a drenar los vasos sanguíneos, transportando fluidos difusos y componentes sanguíneos a los ganglios linfáticos y de regreso al corazón para la circulación.


¿Cómo se beneficia el sistema linfático con los ejercicios de Yoga?


El fluido linfático no se bombea a través del cuerpo como la sangre, pero si se mueve a través de canales, generalmente por contracción y masaje de los músculos esqueléticos. Los ejercicios de Yoga que involucran contracción muscular de las piernas y brazos son particularmente efectivos en auxiliar el transporte del fluido linfático.

Igual de benéfico para el sistema linfático son las posturas donde se invierten las piernas, permitiendo que la gravedad actúe en los canales linfáticos. Desde gentiles inversiones como Viparita Karani (piernas recargadas en la pared), hasta inversiones más avanzadas como Salamba Sarvangasana (Parado de hombros con apoyo), estas posiciones invertidas de yoga usan la gravedad a su favor al simular el flujo pasivo de fluido linfático y aumentar el rango de drenaje.


Realizar completa o parcialmente posturas de inversión en yoga es benéfico para quienes sus ocupaciones requieren que estén sentados o parados durante tiempo prolongado. Estas posiciones de trabajo aumentan la ocurrencia y acumulación de fluido en los vasos sanguíneos y los conductos linfáticos de las piernas. Con inversiones de yoga ligeras, lo hinchado, la incomodidad y otras condiciones crónicas pueden ser aliviados. Por favor toma en cuenta que si sufres de presión alta, historial de problemas circulatorios, condiciones de ojos u oído interno, debes de consultar a un profesional de la salud antes de realizar inversiones de yoga.


Ya que el tejido linfático trabaja principalmente defendiendo al cuerpo de infecciones y la

propagación de tumores, mejorar la circulación de la linfa a través del yoga presenta grandes beneficios para la salud y el fortalecimiento del sistema inmune. Sin importar el nivel de experiencia, cualquiera puede practicar algunos ejercicios de yoga para nutrir los canales linfáticos y estimular el flujo de la linfa.



22 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page